El papanicolao y cancer de mama?





el Papanicolau?

El Papanicolau o citología del cuello de útero es un examen cuyo fin es detectar en forma temprana alteraciones del cuello del útero, las cuales posteriormente pueden llegar a convertirse en cáncer. En la prueba de Papanicolaou (llamada también prueba de Pap, citología vaginal o frotis de Pap) se examinan células que se recogen del cérvix (el extremo inferior del útero). El propósito principal de la prueba de Papanicolaou es detectar cambios anormales en las células, lo que puede desencadenar a largo plazo cáncer cérvico-uterino. En el peor de los casos el diagnóstico del Pap arroja que estas anormalidades en las células se deben ya a un cáncer.



Este test detecta el 95% de cánceres cervicales en un estado en que todavía no se ven a simple vista. Además, ocasionalmente puede determinar cáncer endometrial o de ovarios.



Si el resultado del Pap es positivo, significa que existe una lesión, la cual puede ser leve, moderada o grave. Si estas lesiones no se tratan a tiempo, pueden degenerar en cáncer. En mujeres que se realizan este examen periódicamente (una vez al año), el riesgo de padecer este cáncer es muy bajo, ya que cualquier anomalía celular puede ser detectada muy tempranamente cuando aún son inofensivas y tratables fácilmente. Por eso es tan importante que las mujeres se realicen esta prueba, considerando que el cáncer cérvico-uterino es una de las principales causas de muerte en mujeres, hecho que resulta difícil de comprender cuando la forma de evitarlo es tan fácil y alcanzable.

¿Quiénes deben realizarse un Papanicolau?

Es importante que todas las mujeres mayores de 20 años se realicen una vez al año este examen. También deben realizárselo mujeres menores de 20 años que tengan una vida sexual activa. Mujeres que llevan varios años tomando anticonceptivos orales también deberían hacerse un Pap.

¿Cómo me hago un Pap?

El papanicolau se practica con facilidad en el consultorio o en la consulta de tu ginecólogo, no es invasivo y es relativamente barato. Al momento de programar el Pap, es recomendable no realizárselo con la menstruación, no estar ocupando antibióticos vaginales u óvulos y no tener relaciones sexuales las 24 horas previas al examen.

En el Papanicolau el médico introduce en la vagina un aparato llamado espéculo, para luego tomar una muestra de las células con un algodón envuelto en un palito. El proceso es un poco incómodo, pero no es doloroso y dura unos pocos minutos. Vale la pena hacérselo, ya que este simple examen puede detectar lo que en 8 o hasta 30 años puede ser un cáncer.



 la mastografía?

Para luchar contra el cáncer de mama, la herramienta más útil es el diagnóstico precoz. Los especialistas recomiendan la revisión anual a las mujeres después de los 35 años, y aconsejan a todas, incluso a las jóvenes, que autoexploren sus mamas de forma sistemática en la semana que sigue a la menstruación, cuando éstas son menos sensibles.

La preocupación se incrementa.

El cáncer de mama parece ganar la batalla. La mastografía nuestra arma más certera. En México cada año mueren por esta causa 4 mil 300 mujeres, es decir, un fallecimiento cada dos horas. Se trata del segundo motivo de muerte, según las cifras. 

A pesar de que en los últimos años la ciencia ha logrado un enorme avance en la identificación de los factores que influyen en el inicio y progresión del cáncer de mama, la conclusión continúa siendo la misma: la detección temprana del cáncer de mama es imprescindible, la cual se logra a través de la mastografía.

“Este estudio se define como una imagen de las mamas que se obtiene mediante un simple procedimiento de rayos X”.

”Muchas personas confunden los términos mastografía y mamografía, que son exactamente lo mismo. En español se dice mastografía y en inglés mamography, por lo que mucha gente lo conoce como mamografía, ahí la confusión. El nombre correcto en México es mastografía”.

Su magna importancia

La mastografía tiene el potencial de mostrar crecimientos anormales de la mama (tanto benignos como malignos) dos años antes de que sean clínicamente palpables. “Pero lo más importante es que se pueden detectar cuando éstos son muy pequeños y, por consiguiente, fáciles de tratar”. 

Mediante este estudio se pueden detectar:


Macrodescalcificaciones
Microcalcificaciones
Quistes
Condiciones benignas (no cancerosas)
Cáncer de mama

“Es importante puntualizar que el cáncer de mama es una enfermedad muy heterogénea, es decir, no se manifiesta solamente como un tumor (aunque en el 60% así se presenta) también se puede presentar mediante microcalcificaciones, por ejemplo.

Para las mujeres jóvenes

 la autoexploración se debe realizar desde que las glándulas mamarias llegan a su desarrollo total, es decir, entre los 16 y 18 años de edad. Las mujeres menores de 35 años se pueden practicar un ultrasonido mamario, ya que por las características del tejido mamario (el cual está sujeto a los cambios hormonales), permiten un buen diagnóstico.

 “No obstante, si se detecta alguna alteración durante un ultrasonido mamario, es conveniente la realización de una mastografía para obtener un diagnóstico preciso; se debe recalcar que en la actualidad el cáncer de mama ha modificado su comportamiento, ahora es más agresivo y se presenta en mujeres mucho más jóvenes”. 

Asimismo se les recomienda un examen mamario clínico cada 2 ó 3 años, a partir de los 20 años de edad, y anualmente cumpliendo los 35 años. “Se trata de una sencilla revisión visual y manual de las mamas realizado por el médico. A través de esta revisión se busca detectar alguna alteración que haya pasado inadvertida mediante la autoexploración. Las mujeres jóvenes deben cuidarse”.

A los 40 años…



En el caso de las mujeres mayores de 35 ó 40 años, la mejor forma de prevenir el cáncer de mama es a través de la mastografía, la cual se debe realizar anualmente. “Debido a que aún no están bien establecidas las causas del cáncer de mama, no se puede prevenir. No podemos saber quiénes lo pueden padecer. Cerca del 70% de estas pacientes no tienen historial familiar con cáncer de mama, su principal factor de riesgo.

Para la realización de una mastografía, lo ideal es acudir a un hospital acreditado. Este estudio requiere de un magno control de calidad, de principio a fin, para tener un buen diagnóstico. ” se utiliza un moderno mastógrafo, el cual realiza una compresión, de manera automática, que estira completamente el tejido de la mama y lo expone de tal manera que se puede estudiar de forma panorámica. Generalmente se obtienen dos ó más proyecciones de la mama, según el caso; cuando existe duda, se efectúan proyecciones adicionales para dar un diagnóstico exacto”, 

”Una característica especial de este mastógrafo es que cuenta con tecnología de inclinación, lo que permite realizar proyecciones de alta calidad en personas sentadas (silla de ruedas) o acostadas. Se trata de un equipo muy moderno. Y los más importante: las pacientes salen sin ninguna molestia”.

Éstas se deben presentar, preferentemente: con vestimenta de dos piezas, sin cremas ni talco en el área de la mama, estos productos contienen sustancias que pueden confundir el diagnóstico. “También deben reducir el consumo de cafeína, té y chocolate, dos semanas antes del estudio. Para su comodidad, se pueden bañar y ponerse desodorante, su contenido son bien conocidos por los especialistas y, por lo tanto, no interfieren con el resultado”.

Conocerse a sí misma

Es bien sabido que la autoexploración es básica en la detección del cáncer de mama. El propósito es detectar nódulos o descargas anormales de líquido por el pezón. Es importante que este autoexamen se realice después de la menstruación (de preferencia al séptimo día), en un lugar cómodo, por ejemplo, recostada o durante la ducha. En las etapas de menopausia y lactancia, se debe realizar el mismo día de cada mes. Si se detecta algún cambio o alteración, la paciente debe acudir inmediatamente con su médico.

Además de la autoexploración palpable, la forma más adecuada de observar algún cambio en las mamas, es situarse frente un espejo con los brazos caídos por ambos lados del cuerpo y verificar la simetría de las mamas, el aspecto de la piel y buscar zonas enrojecidas o bultos.

Diagnóstico rápido e indoloro

Se trata de un estudio indoloro. Es ambulatorio, tarde entre 15 y 20 minutos. No afecta la fertilidad. No produce crecimiento anormal de otro tejido. Se emplean técnicas de baja radiación, contrario a lo que muchas personas piensan; se recibe mayor radiación al pasar por los detectores de metales en los aeropuertos. Y lo más importante: la mastografía salva vidas.

es muy importante que las mujeres acudan con un especialista al momento que detecten alguna alteración, porque muchas retrasan su atención por el temor a que se les diagnostique cáncer.

“Hay que resaltar que no todos los nódulos que se detectan en la glándula mamaria es cáncer, y desgraciadamente el temor que muestra algunas mujeres por padecerlo propicia que no acudan al médico”. 

Implantes y mastografía

”Las mujeres con implantes también pueden y deben hacerse la mastografía. Los implantes actuales son muy resistentes, por lo que es nula la posibilidad de que se rompan durante el proceso. La única diferencia en estos estudios, es que se toman un par de proyecciones más, pues se debe revisar (además del tejido mamario) la integridad del implante. Es importante que estas mujeres se cambien sus implantes cada 10 años, ya que si están hechos de silicón y se rompen, pueden regar su contenido y oscurecer una lesión de cáncer de mama”.

Asimismo, este equipo está adecuado para realizar mastografías masculinas. “El cáncer de mama es desconocido por muchos hombres, debido a que la mayor parte de la información sobre este tema está dedicado al cáncer de mama en la mujer. Sin embargo, el hombre también puede padecerlo. Al desconocer su riesgo potencial, recibe un diagnóstico tardío, reduciendo las posibilidades de un tratamiento efectivo. El diagnóstico de este tipo de cáncer también se realiza por medio de la mastografía, igual que el femenino”.

 “es necesario hacer conciencia de que la prevención temprana del cáncer de mama disminuirá la mortalidad por este padecimiento. Es la única forma. Hay que hacerse la mastografía”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada